ENTREVISTA A JOSE MANUEL CALVO, DELEGADO DE DESARROLLO URBANO SOSTENIBLE

“El urbanismo es la herramienta más poderosa para generar equilibrio territorial”

 

José Manuel Calvo, Delegado de Desarrollo Urbano Sostenible
José Manuel Calvo, delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid.

 

José Manuel Calvo, doctor arquitecto, profesor, investigador y actual delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, nos recibe en su despacho para hacer un repaso de sus dos primeros años como máximo responsable de urbanismo del Ayuntamiento de Madrid y de los retos futuros a los que se enfrenta la ciudad en esta materia.

 

Hace ya dos años que asumió la responsabilidad de dirigir las políticas de urbanismo del Ayuntamiento de Madrid. ¿Qué balance hace de estos primeros dos años en el cargo?

El balance no puede ser más que muy positivo. Hemos recogido una ciudad abandonada de manera evidente durante los últimos años por ciertas políticas austericidas, donde no se conservaba adecuadamente el espacio público. Aunque parezca que en etapas anteriores se hicieron muchas obras, lo que realmente se hizo fue gastar mucho dinero en una sola actuación como fue el soterramiento de la M30, desatendiendo los problemas cotidianos de la mayor parte los barrios.

Ante ese escenario, hemos hecho un esfuerzo inversor enorme para ir recuperando esa brecha de desequilibrio social y territorial. Se están poniendo las bases de lo que va ser el Madrid del siglo XXI que, en nuestra opinión, debe ser un Madrid más igualitario, donde se apueste por el transporte público, las políticas de calidad del aire y, desde luego, que apueste claramente por la rehabilitación urbana frente a un modelo expansionista.

 

Una de las principales apuestas o promesas del Área de Desarrollo Urbano Sostenible es la reducción de la desigualdad social y territorial en la ciudad. Desde su experiencia de doctor arquitecto por la Universidad Politécnica, ¿podría contarnos cómo puede el urbanismo reducir la desigualdad social en una gran urbe?

El urbanismo es, paradójicamente, la herramienta más poderosa para generar equilibrio territorial. El urbanismo es una materia desconocida para la gente y muy críptica por la terminología que utiliza, pero es la herramienta perfecta para generar igualdad si se coloca el interés del ciudadano en el centro. Políticas de rehabilitación de edificios y espacios públicos en los barrios que más lo necesitan hacen que sus habitantes tengan mejores viviendas, más accesibles y de mayor eficiencia energética, reduciendo su factura de luz, gas y agua, mejorando su calidad de vida y también aumentando su patrimonio. Otra política para corregir desequilibrios es la de movilidad. Frente a modelos anteriores basados fundamentalmente en el coche que, en ciudades como Madrid, hacen que los conductores que representan el 20% de los usuarios, ocupen el 80% del espacio público, nosotros estamos quitando espacio progresivamente al coche para dárselo al peatón, al transporte público y la bicicleta. De este modo, se reequilibra el uso del espacio público para crear un uso más igualitario de la propia ciudad. Este tipo de políticas de urbanismo, mantenidas en el tiempo, generan igualdad y equilibrio social y territorial.

 

La principal herramienta para lograr este objetivo de reducir la desigualdad es el Plan Estratégico Madrid Regenera que se espera sea presentado en octubre. ¿En qué consiste este nuevo plan?

En octubre presentaremos este plan estratégico que incluye un diagnóstico y un conjunto de actuaciones que son esenciales para reequilibrar Madrid y generar un proyecto unitario y global en base a una nueva idea de ciudad. Lo que pretendemos con este documento es consolidar el modelo y establecer una hoja de ruta para que todas las actuaciones que se hagan en materia de regeneración urbana estén vinculadas y se inserten en este modelo.

Una de las actuaciones más importantes para nosotros es el Plan MAD-RE. En una primera fase se ha establecido una serie de subvenciones a fondo perdido con la que las comunidades de propietarios de los barrios vulnerables pueden mejorar la calidad de las viviendas, su eficiencia y su accesibilidad. Pero no se puede quedar ahí. El Plan MAD-RE tiene una segunda etapa en la que identificamos en estas áreas vulnerables aquellos espacios públicos que mediante su rehabilitación puedan generar una regeneración de su entorno como son, por ejemplo, la creación de itinerarios peatonales, crear nuevos equipamientos o conectar zonas verdes. Existe un plan de itinerarios para unir los distritos de Carabanchel, Usera y Vallecas con Madrid Río. Es fundamental garantizar esas conexiones porque facilitan la permeabilidad entre los barrios y regeneran las zonas que en este momento se encuentran más aisladas de la almendra central de la ciudad.

 

Vista del proyecto Puerta Norte
Recreación de lo que será el proyecto urbano de Madrid Puerta Norte.

Un proyecto bloqueado durante más de dos décadas ha sido el de la reorganización de la zona norte de Madrid. El pasado mes de julio, por fin se llegó a un acuerdo para dar salida a esta necesaria actuación urbana con Madrid Puerta Norte. ¿Qué supone este plan para Madrid?

Supone la mayor oportunidad de inversión en la actualidad en Europa con 1.800.000 m2 de superficie afectada, dando una cifra similar de edificabilidad a distribuir entre los distintos usos a implantar en el área. El proyecto contará con una inversión pública y privada que superará los 1.000 millones de euros y creará más de 128.000 nuevos puestos de trabajo. La actuación de Madrid Puerta Norte es equiparable y tiene ciertas similitudes con Canary Wharf en Londres o La Defense en París. Con esta operación vamos a crear "otra ciudad" dentro de Madrid.

 

El nuevo plan incluye un nuevo centro de negocios. ¿Qué beneficios aportará a las empresas nacionales y extranjeras que decidan establecerse en el mismo?

Hemos realizado un diagnóstico del parque de oficinas madrileño y nos interesa mucho esta cuestión. Siempre hemos hablado de cambiar el modelo productivo de la ciudad y de superar una economía basada en servicios con empleos de baja calidad. El mundo empresarial y de las oficinas puede aportar ese valor añadido de cara a la diversificación de la actividad económica de la ciudad.

Existe una demanda real por parte de las empresas de disponer de un parque de oficinas “prime” con un tamaño suficiente para poder trasladar allí una sede o un paquete de servicios importante y que cuente también con una buena conexión. Este nuevo espacio de Madrid Puerta Norte cumple con las condiciones para convertirse en un enclave empresarial estratégico. Por un lado dispone de esas grandes superficies de oficinas “prime” de alta calidad y, por otro, de la conectividad que va a aportar la que seguramente va a ser la estación ferroviaria más importante del país, situada a tan solo 10 minutos en tren del aeropuerto.

 

Una vez superado el ecuador de esta legislatura, ¿en qué dirección van a trabajar y qué nuevos proyectos van a llevar a cabo desde el Área de Desarrollo Urbano Sostenible?

Vamos a continuar con las políticas que se han puesto en marcha, consolidar ese cambio cultural en la movilidad, ampliar los itinerarios ciclistas y peatonales, mejorar el conjunto del espacio público y ejecutar todas las actuaciones que se encuentran en fase de proyecto. Seguir desarrollando el Plan MAD-RE, que este año contó con un presupuesto de 24 millones de euros y que el año que viene doblará su cantidad a 50 millones. Solamente consolidando estas iniciativas, en un año o año y medio, se empezarán a ver los resultados en materia de rehabilitación del espacio público.

Los anteriores gobiernos no implantaron su modelo en solo cuatro años. Igual no necesitamos un cuarto de siglo, pero estamos convencidos de que necesitamos como mínimo un mandato más para poder consolidar el cambio y para garantizar un Madrid moderno, del siglo XXI y que sitúe en el centro el interés de sus ciudadanos.