Madrid central - calidad del aire

Marcas en el asfalto que indican el comienzo de la zona de Madrid Central en la plaza de Neptuno.

DESCRIPCIÓN

Madrid Central es una zona de bajas emisiones establecida para una superficie de 472 hectáreas en el centro histórico de Madrid. En su interior se favorecerá al peatón, la bicicleta y el transporte público, que ganarán en protagonismo y espacio también con la reforma de calles como Gran Vía o Atocha. Se elimina el tráfico de paso por el centro de la ciudad salvo para los vehículos limpios (categorías CERO y ECO conforme a la clasificación nacional de la Dirección General de Tráfico) y se establecen restricciones de acceso y circulación para los vehículos más contaminantes.

 

Los residentes, personas con movilidad reducida, y servicios de seguridad y emergencias podrán acceder con sus vehículos a Madrid Central. También se han previsto una serie de excepciones, moratorias y horarios para algunos colectivos por su función o características.

 

Beneficios medioambientales

De manera global, esta medida impulsará la regeneración del centro urbano mediante la implantación de un nuevo modelo de movilidad que priorice al peatón, a la bicicleta, al transporte público y en general a los vehículos menos contaminantes, mejorando la calidad de vida de los residentes, facilitando sus desplazamientos y disminuyendo los niveles de contaminación acústica y atmosférica. En sus 472 hectáreas, se estima que se evitarán un 40% de las emisiones de dióxido de nitrógeno, el contaminante atmosférico más relevante para la calidad del aire en Madrid.

 

Adaptación del espacio público

Madrid Central está asociado con diversas actuaciones y reformas que se están acometiendo en las principales calles de Centro, como Gran Vía, Atocha, Carretas o algunas del barrio de Chueca, que van a incrementar el espacio peatonal en casi 22.000 metros cuadrados y dedicar más espacio para la bicicleta y el transporte público.

 

OBJETIVOS

-Mejora de la calidad del aire

-Reducción del ruido

-Liberación de espacio público para dar el protagonismo a las personas que viven y visitan el distrito en un entorno más acogedor y saludable

-Servir de catalizador para un nuevo modelo de movilidad más sostenible

 

DURACIÓN

Puesta en marcha 30 de noviembre de 2018. Medida de carácter permanente con un calendario progresivo de aplicación de medidas de restricción de acceso. Y un seguimiento continuo a través de una mesa participada para introducir mejoras y evaluar el impacto.

 

INVERSIÓN

Implantación y gestión 6.500.000 €, sin incluir actuaciones urbanísticas sobre el espacio público como Gran Vía o calle Atocha.

 

 

MÁS INFORMACIÓN

Web de Madrid Central >>